Se puede definir la implantología como el conjunto de técnicas que permiten la reposición de dientes ausentes (uno, varios o todos) mediante la colocación de tornillos de titanio de altísima pureza en el maxilar superior, inferior o en ambos, y que posteriormente se osteointegran. La osteointegración supone la conexión directa, estructural y funcional entre el hueso vivo y la superficie de un implante sometido a carga funcional.

  • ¿De qué partes se compone un implante dental?

                Buscando la mayor semejanza, una pieza dental restaurada con un implante se compone de dos partes: el implante o tornillo y la corona o funda. El implante, que realiza la función de raíz, lleva un sistema de conexiones sobre las que, una vez integrado éste, se confecciona y sujeta la corona, por medio de técnicas odontológicas convencionales.

                Por lo que respecta a la prótesis a colocar sobre los implante existen dos opciones: una prótesis fija que permite obtener altos grados de confort por volver a una situación semejante a la de tener los dientes propios, o bien, una prótesis removible que es una solución más barata que la primera pero mucho más cómoda y funcional que las tradicionales prótesis de “quita y pon”.

  • ¿Quiénes pueden ponerse implantes dentales?

                El odontólogo con carácter previo a la intervención debe realizar un estudio minucioso del paciente para determinar la calidad y cantidad de hueso y poder determinar a partir de ahí la eficacia del tratamiento.

                La edad del paciente no supone un inconveniente para someterse al tratamiento. El único límite temporal a respetar es que el paciente debe haber completado su desarrollo físico.

  • ¿Cómo se realiza el tratamiento con implantes dentales?

                El tratamiento con implantes se lleva a cabo en 2 etapas. En la primera, mediante una pequeña intervención quirúrgica se procede a la colocación del implante propiamente dicho y, en la segunda se confecciona e instala la corona.

                La intervención no es dolorosa y el postoperatorio es semejante al de una extracción dentaria o, en muchos casos mejor, lo que permite continuar con la vida diaria con total normalidad. La duración del tratamiento se puede decir que oscila, como regla general, entre de 2 y 4 meses, período que varía en función de las características de cada paciente. Durante este tiempo al paciente se le instala una prótesis provisional a la espera de poder colocar la definitiva.

Tipos de materiales empleados en los Implantes Dentales.

                ImplanteEn relación con el material empleado, actualmente aproximadamente el 95% de los implantes son realizados en titanio de alta pureza. Se ha comprobado que este material tiene una altísima integración al hueso y que es altamente biocompatible, lo que lo convierte a fecha de hoy en el material más elegido por la amplia mayoría de la comunidad científica mundial. Existen diferentes calidades y marcas de implantes, pero en Saludent sólo se emplean materiales que hayan sido sometidos previamente a los más estrictos controles de calidad y que cumplan todas las exigencias establecidas por las leyes y directrices europeas, tanto en lo referente al proceso de fabricación como de distribución. Este extremo es importante porque una buena calidad del material empleado redunda en una mayor garantía para el paciente, porque en implantología también existe lo que vulgarmente llamamos ”bajo coste”, cuya justificación sólo puede encontrarse en el empleo de materiales de baja calidad o en la escasa cualificación y experiencia de los profesionales que intervienen en su colocación.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *